Impresiones sobrevivir a Picasso

    Título: SOBREVIVIR A PICASSO.

    Año: 1996.

    Director: James Ivory.

    Guión: Ruth Prawer Jhabvala.

    Producción: Estados Unidos-Gran Bretaña.

    Reparto: Anthony Hopkins, Natacha McElhone, Julianne Moore, Josh Ackland.

    Duración: 123 minutos.

 Para el desarrollo de la historia de la película la guionista adaptó la biografía que escribió Arianna Stassinopoulus Huffington, Picasso: creador y destructor. También tuvo en cuenta las memorias de François Gilot, la única mujer de Picasso que consiguió abandonarle y continuar su vida, de ahí que el título de la película. Estas memorias (Vida con Picasso), fueron publicadas en 1964. Sin embargo, esto le supuso ciertos problemas ya que François Gilot no quería vender los derechos cinematográficos de sus memorias y se opuso a la película de Ivory, al igual que otros familiares de Picasso.

Durante esas casi dos horas en las que Ivory nos propone Sobrevivir a Picasso, nos muestra al artista durante la década que paso junto a Françoise Gilot (1943-1953), centrándose más en sus relaciones amorosas que en su creación. A pesar de ello, puede resultar interesante para obtener un acercamiento a la figura mítica, aunque un tanto tópica, del artista malagueño.

Su personalidad arrasaba con quien se ponía a su paso, les consumía y les volvía dependientes por la atracción que sentían hacia él como el gran creador. Vemos a un Picasso misógino y se nos presentan las mujeres más importantes que pasaron por su vida y que marcaron significativamente su obra (Olga Koklova, Marie Thérèse Walter, Dora Maar, Jaqueline Roque y por supuesto François Gilot), ya que como él mismo dice ‘cuando aparece una nueva mujer, un nuevo rostro se descubre en su obra’.

Fruto de ese carácter que absorbía todo lo bueno de la gente que le rodeaba, producía en Picasso ese poco amor paterno hacía sus hijos, los cuales los veía como seres inservibles, en el caso del hijo mayor Paulo, o en el caso de su hija Paloma como una mujer que debía satisfacer las necesidades de su futuro marido (algo que esperaba de toda mujer que estuviera a su lado), muy en la línea del pensamiento tan misógino que tenía.

De la misma forma que todo aquel que le rodeaba se volvía dependiente de su persona, se puede decir que, de alguna forma, el mismo Picasso también sentía dependencia por sus allegados. Exprimía a sus amigos como si de sirvientes se tratara, ya que eran ellos quienes se lo hacían todo (le llevaban la contabilidad, la casa y el estudio…). Ocurría lo mismo con sus mujeres, buscando además en este caso la inspiración, el cambio en su obra del que antes se ha hablado. Tal vez es por ello que su producción resulte tan cambiante. Es algo llamativo como trata en el film a quienes le rodean, lo que incluye a los marchantes: hace lo que quiere con ellos (como con el marchante americano, que incluso tiene que regalarle su corbata), incluso con los que le aprecian de verdad (es el caso de Kahnweiler, al que hace esperar sin darle ningún tipo de esperanza en cuanto a verle cuando, de repente, pregunta por qué nadie le había dicho que estaba allí esperándole).

Otra idea fundamental sería la de muerte, ya que Picasso siempre tuvo ese miedo hacia ella y eso le influyó en sus obras. También se habla de la obra inacabada, quizás relacionándose ese no acabar la obra para que permanezca viva y no se acerque su muerte. Esta idea que expresa Picasso en boca de Hopkins, sobre que la pintura no debe repetirse, siempre debe estar transformándose y en consecuencia viva, es un homenaje que hace el director a la película de Henri-Georges Clouzot Le mystère Picasso (1955), que muestra este modo de trabajar del verdadero Picasso.

http://lascosasdeboris.blogspot.com.es/2012/04/anthony-hopkins-el-mejor-actor-para.htmlhttp://lascosasdeboris.blogspot.com.es/2012/04/anthony-hopkins-el-mejor-actor-para.html

Françoise Gilot tras su relación con Picasso vivió en París, practicando la pintura. En 1954 se casó con Luc Simon, otro pintor, con el que tuvo una hija. Terminaría divorciándose en 1962 y se trasladó a Estados Unidos, donde conoció a su segundo marido, Jonas Salk, el descubridor de la primera vacuna contra la poliomielitis. Sigue viviendo en la actualidad.

Si queréis ampliar la información sobre la película así como ciertos aspectos sobre la vida de Picasso que recoge el film recomendamos el libro Pintores en el cine (2009) de Gloria Camarero y con prólogo de José Luis Borau.

Miriam Martínez Perea

Omar Ocaña Casado

Estefanía Ramiro Navarro

Cristina Rojo Lafuente

Alba Sanz Álvarez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s