El Cubismo y el cine

Mientras que Estados Unidos en los primeros 30 años del S.XX se dedicó a consolidar la industria cinematográfica a través de la creación de los estudios y el desarrollo de los géneros clásicos (comedia, ciencia-ficción, animación…), en Europa apareció un tipo de cine experimental, a partir sobre todo de la I Guerra Mundial, fruto de la mayor influencia que ejercían las vanguardias artísticas, destacando entre todos el cine expresionista.

El Cubismo creado por Picasso y Braque también tuvo su reflejo en el séptimo arte pero no de forma tan evidente. El ejemplo más repetido sobre cine cubista (con aspectos también del Futurismo) es Ballet mecánique (1924) del pintor Fernand Léger y el norteamericano Dudley Murphy, a pesar de que cronológicamente sea posterior al movimiento. Fundamentalmente se caracteriza por la descolocación de los planos, sin ningún orden narrativo, y la descomposición de elementos en ciertas secuencias con el efecto caleidoscópico, creándose la sensación de múltiples perspectivas.

Fotograma Cubism, Robert Gordon

Fotograma Cubism, Robert Gordon

Esta vanguardia no tuvo un mayor desarrollo en el cine. Sin embargo, hoy día se
puede descubrir un corto, Cubism (2009) de Robert Gordon (un director experimental e ilustrador británico) en el que emplea características del Cubismo. Este corto forma pareja con otro llamado Surrealism, basado en este movimiento. Ambos
siguen el mismo patrón: imágenes descompuestas en el primer caso y oníricas en
el segundo que van narrando la creación y desarrollo de estas vanguardias.

Concretamente en el de Cubismo, es muy interesante como construye al hombre protagonista juntando distintas imágenes con las partes de su rostro en movimiento siguiendo el principio de facetación de formas gracias al cual le vemos desde varios puntos de vista, como en los retratos cubistas, y al que va unido el concepto de simultaneidad. Así se crea cierta confusión que también provoca el Cubismo pictórico al no encontrarnos con formas construidas al modo tradicional o una perspectiva clásica. Sin embargo siempre hay elementos que nos remiten a la realidad y que nos dan las claves de lo que estamos viendo (un ojo, una boca, una copa…). Al igual que Picasso y Braque emplearon una paleta más bien monocromática durante la fase analítica, Robert Gordon crea su film en blanco y negro e introduce la palabra a través de la narración como en el periodo siguiente, el sintético.

Fuentes:

http://www.robertgordon.t83.net/#

http://www.youtube.com/watch?v=9SgsqmQJAq0

http://www.youtube.com/watch?v=tEBCJjQKoh0

Estefanía R.N

Un pensamiento en “El Cubismo y el cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s