Picasso y Méliès

El Cubismo es una vanguardia identificable por las perspectivas múltiples, los cuerpos fragmentados, la inserción de letras, números, palabras… Su desarrollo gracias a Picasso y Braque tiene como base los presupuestos de Cézanne sobre reducir la naturaleza a formas geométricas. Sin embargo pueden rastrearse varias similitudes entre Picasso y las películas de Georges Méliès, siempre teniendo en cuenta que se movían en medios distintos, y que el segundo, aunque dio rienda suelta a la fantasía, seguía trabajando con objetos, personas, etc identificables y construidos.

En Dislocation mystérieuses (1901) Méliès, con sus técnicas innovadoras de modificación del celuloide, hace que todas las extremidades de un pierrot se desarticulen y salgan volando para luego volver a su sitio. Picasso en 1913 hizo un montaje en el cual, sobre una tela, pintó una figura de corte cubista a la que añadió unos brazos de recortes de periódico que sujetaban una guitarra de verdad. Delante puso una mesa con una botella de vino, una copa y una pipa (elementos que salen en la película de Méliès). Una vez realizada la fotografía de su obra, manipuló el negativo y la fotografía misma para crear una nueva obra, por ejemplo aplicando líneas con tinta a la figura de la que apenas distinguimos un brazo, el resto queda fragmentado como el pierrot de Méliès.

Fotograma Dislocations mystérieuses, Méliès

fotograma Dislocations mystérieuses, Méliès

Montaje de Picasso

Montaje de Picasso

El tema de las perspectivas contradictorias también es tratado por ambos. Sabemos que en el Cubismo el espacio no se construye de forma tradicional y las personas y objetos se despliegan multidimensionalmente viéndolos desde todos los puntos posibles. Guardando las distancias con esta propuesta rupturista, Méliès en L’homme mouche (1902) protagoniza un baile rodeado a ambos lados de mujeres y de repente, en esa danza desenfrenada, sube por la pared que tiene detrás y hace volteretas. Como en las obras cubistas, Mélies está desafiando a la realidad y nos muestra dos perspectivas: una horizontal en la parte de las mujeres y la vertical cuando le vemos en la pared.

Estas y otras relaciones, como la inserción de palabras o la mezcla de elementos pintados y de la realidad en las películas de Le mélomane (1903, el nombre de las notas musicales formadas por cabezas de Méliès) y Le voyage dans la lune (1902, en la que por ejemplo de unas chimeneas pintadas sale humo de verdad) respectivamente, se pueden ver ampliadas en el libro Picasso: arte y cine (2011) de la Fundación Picasso de Málaga.

Fotografa de Le mélomane, Méliès

Fotografa de Le mélomane, Méliès

Películas Méliès:

Dislocation mystérieuses (1901) > http://www.youtube.com/watch?v=Eca5x5ARryA

L’homme mouche (1902) > http://www.youtube.com/watch?v=yfX1NrmpC-g

Le mélomane (1903) > http://www.youtube.com/watch?v=JV2p1VMP4TU

Le voyage dans la lune (1902) > http://www.youtube.com/watch?v=ku8Cs-ux4UQ

Estefanía R.N

Un pensamiento en “Picasso y Méliès

  1. Qué buenos los montajes de Mélies!. Y pensar que lo hacía sin cromas ni nada… supongo que trabajaría fotograma a fotograma, directamente sobre el celuloide. Y conseguía efectos realmente mágicos🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s