El cine que vendrá: 33 Días

Son muchas las películas que se han hecho sobre Pablo Picasso y sobre su obra, pero hay algo de lo que no cabe duda alguna: que en los años futuros se harán muchas más. Y será así porque, aun a día de hoy, tras cuarenta años sin el genio entre nosotros, su persona sigue siendo un ente magnético que atrae a todo el que  se acerque y su obra sigue despertando la intriga y el misterio entre los que la admiran.

El proyecto más cercano al presente es el largometraje que Carlos Saura está preparando desde el año 2012 en estrecha colaboración con Elías Querejeta. La dirección corre a cargo del primero, mientras que el guión lo elaboraron ambos junto con Louis-Charles Sirjacq. De la fotografía se ocupará el oscarizado Vittorio Storaro. La película, que fue presentada en el festival de Cannes en 2011 por su propio director, se rodará entre España (en junio de 2012 Saura estuvo buscando localidades de rodaje en el mismo Guernica) y Francia, aunque la fecha de comienzo del rodaje aun no se ha confirmado, es más, debía haber comenzado en septiembre del 2012. Es posible que finalmente se lleve a cabo a finales de este año o a comienzos del que viene.

1937, un Picasso que dirige el Museo del Prado recibe un encargo del gobierno republicano: necesitan un cuadro para el pabellón español de la Exposición Internacional de París. Durante un tiempo no sabe si qué hacer, hasta que en abril de ese mismo año tiene lugar un suceso terrible que le hace reaccionar: la aviación alemana e italiana bombardean Guernica. La noticia da la vuelta al mundo y aparece en la prensa internacional. El suceso da pie a Picasso para pintar un cuadro como nunca antes se había hecho: el 1 de mayo alquila un estudio en la Rue Grands Agustins y comienza a pintar su obra cumbre, el Guernica. Es un periodo de intenso trabajo pero también de cambio respecto a su vida sentimental con la aparición de Dora Maar, una mujer que representa todo lo contrario a Marie-Thérèse Walter, madre de su hija Maya. Maar, además de amante, será fundamental para el Guernica, ya que como fotógrafa profesional, se dedica a fotografiar el periodo de gestación del cuadro. Es muy posible que en la película se incluya la pelea que tuvo lugar entre las dos en el estudio de Picasso mientras éste trabajaba en el cuadro, una escena que ya pudimos ver en Sobrevivir a Picasso (James Ivory, 1996), en la cual además pudimos ver brevemente al pintor en pleno proceso de trabajo.

Lógicamente, el apartado interpretativo al comienzo del proyecto era una incógnita. La idea era buscar tanto actores españoles como franceses, prestando especial atención primero a la figura de Picasso y después a la de la gente que le rodeaba, tanto sus amantes como sus ayudantes, amigos e intelectuales de su círculo. A mediados del 2012 las noticias de la película en la prensa aumentaron considerablemente: Antonio Banderas estaba en negociaciones para unirse al proyecto interpretando al pintor malagueño. Una vez que se convirtió en algo de hecho, las noticias en la prensa internacional también fueron creciendo debido a la fama internacional del actor.

Banderas decidió documentarse a fondo para preparar este personaje de tan magna envergadura, pero no quería quedarse en los libros, en la frialdad del papel y de las biografías. Es por ello que comenzó a tomar clases de pintura, llegando a decir: “Quiero acabar oliendo a pintura, quiero oler a aguarrás, quiero oler a Picasso”. Trabajó el guión tanto en español como en francés. Picasso es una figura que atrae mucho al malagueño, le fascina, y asegura que aunque le  impone mucho, no teme su interpretación. Además de todo eso, llegó a contactar con Paloma Picasso, la hija del artista, para tener un acercamiento a su personaje lo más vivo posible. En muchas entrevistas cuenta que, cenando juntos en Los Ángeles, ella cerraba los ojos para escucharle hablar porque decía que le recordaba a su padre, porque tenía el mismo acento malagueño que el pintor conservaba aun residiendo en París.

Sobre quién interpretaría a las amantes de Picasso en el momento que retrata la película nada se sabía, tal vez que el papel Marie-Thérèse Walter correría a cargo de alguna actriz francesa. Tras las pertinentes negociaciones, en marzo de 2012 se confirmó que Gwyneth Paltrow interpretaría a Dora Maar, figura fundamental para la película como fotógrafa además de amante, ya que documentó todo el proceso de formación y transformación del Guernica. Fue una sugerencia del propio Banderas al director. No hay muchos más actores confirmados. Entre el cast español se puede destacar a Imanol Arias en el papel de José Bergamín y a Bárbara Goenaga en el de una de las ayudantes del pintor malagueño.

Por el momento no se tienen muchas más noticias sobre este filme sobre la gestación del Guernica y las circunstancias que rodearon al pintor y a su encargo en esos momentos. En cualquier caso, la producción cuenta con una interesante página web que contiene un gran libreto de prensa con numerosas noticias sobre la película, los actores, el guionista y el director, incluyendo entrevistas de los mismos. Un gran trabajo de recopilación de información para todo el que quiera saber algo del proyecto. Sólo falta por saber la fecha de rodaje y de estreno de un proyecto que se espera con gran expectación.

Enlaces de interés:

http://www.guernica33days.com/

http://www.imdb.com/title/tt2258237/

http://www.historiadelarte.us/pintores/guernica/pablo-picasso-historia-guernica-1.html

El dossier de prensa así como el cartel lo podéis encontrar en la página web de la película. Aquí os dejo el link directo al dossier:

http://www.guernica33days.com/pressbook.html

Cristina R. L.

El robo de la Gioconda

Quizá uno de los episodios menos conocidos sobre la vida de Picasso es su implicación en el robo de uno de los cuadros más famosos en la Historia del Arte, la Gioconda de Leonardo da Vinci, producido el 21 de agosto de 1911 por el italiano Vincenzo Peruggia. En 2012 se estrenó una película que palió este desconocimiento: La banda Picasso, de Fernando Colomo. Se centra sobre todo en este episodio y la disyuntiva entre la amistad y el arte, a la que se ve sometido Picasso.

Hueco de la Gioconda en el Louvre

Hueco de la Gioconda en el Louvre

Lo que le motivó a llevar este acontecimiento a la gran pantalla fue su fascinación por Las Señoritas de Avignon. Y os preguntaréis ¿qué tienen que ver éstas con la Gioconda? Lo cierto es que poco. Pero en sus investigaciones descubrió que a raíz de la compra que hizo Picasso al belga Géry Pieret, el “Barón” en la película, de unas cabezas íberas en 1907 robadas por éste del Louvre, Picasso estuvo en el punto de mira de las autoridades francesas. Fue tal su entusiasmo que escribió catorce versiones del guión hasta llegar al definitivo. Como curiosidad, consiguió que los descendientes de Picasso cedieran 20 de sus cuadros, previo pago de los derechos.

Tres son las fuentes que pueden tomarse para conocer los hechos: en primer lugar el libro de Francis Steegmuller Apollinaire: Poet Among the Painters; en segundo las memorias que escribió Fernande Olivier, Picasso et se amis; y en tercer lugar todas aquellas noticias que salieron en los periódicos, como el Paris-Journal. A pesar de ello hay algunos vacíos en la narración de los hechos, los cuales Colomo ha rellenado de su propia imaginación. Sin embargo a la hora de perfilar los personajes, él mismo reconoce que ha tenido que “recortar” para llevar a buen término la película.

El causante de los problemas con la justicia de Picasso y Apollinaire fue Pieret, quien como digo, vendió a Picasso un par de cabezas de piedra. Según el testimonio de Fernande, Picasso no sabía la procedencia de estas piezas, pero su precipitado regreso a París a principios de septiembre de 1911 desde Céret y su preocupación por el asunto, hacen pensar que la información que transmite Fernande no es del todo cierta.

Ignacio Mateos como el joven Picasso y Pierre Bénézit como Apollinaire

Ignacio Mateos como el joven Picasso y Pierre Bénézit como Apollinaire

 Es lógico que estuviesen preocupados porque vistos los antecedentes de Pieret, la policía podría pensar que ellos eran cómplices. Tampoco es de extrañar que las autoridades tuviesen alguna duda: Picasso había revolucionado el arte con el Cubismo, totalmente contrario al arte renacentista que encarna la Mona Lisa, y Apollinaire había expresado en una de las veladas de poesía de Paul Fort en la Closerie des Lilas que “todos los museos deberían ser destruidos porque paralizan la imaginación”.

Apollinaire fue arrestado, como posible integrante o conocedor de una banda internacional cuyo objetivo era “esquilmar nuestros museos”, en palabras del periódico Le Matin, a fecha del 9 de septiembre de 1911, y por tanto sospechosos principales de haber robado el cuadro de Leonardo. En sus declaraciones presionado por la policía, mencionó a Picasso, y éste fue requerido en el juzgado donde solo permaneció un día, y declaró que no conocía a Apollinaire, aunque según testimonio de éste, al final consiguió que Picasso admitiera que todas sus declaraciones eran verdad y así salió de prisión días después.

Picasso dejó testimonio del asunto muchos años después, en el Paris-Presse del 20 de junio de 1959: “Ahora lo puedo admitir. No me porté bien con “Apo” en una ocasión. Fue después del caso del robo de la Mona Lisa. […] Y le arrestaron. Naturalmente nos confrontaron. Sigo viéndolo allí, con las esposas y su aspecto de niño grande y plácido. Me sonrió cuando entré, pero yo no hice el menor gesto. […] Cuando el juez me preguntó: “¿Conoce a este caballero?”, de repente me sentí terriblemente asustado y, sin saber lo que decía, respondí: “No lo he visto en mi vida”. Vi cómo cambiaba la expresión de Guillaume. Se le fue la sangre de la cara”.

¿Por qué Picasso traicionaría a su amigo? Lo lógico es pensar que por su propia seguridad, y quizás eso es lo que sentiría en el momento concreto que le preguntaron por Apollinaire. Pero ¿hasta qué punto era consciente de que su incipiente fama podía verse afectada? ¿Es, como plantea Fernando Colomo, fruto de su elección por el arte?

Entrevistas:

http://www.youtube.com/watch?v=7tvyHR4CGaU

http://www.youtube.com/watch?v=ue3w00zplPA

http://www.publico.es/culturas/449310/colomo-picasso-fue-un-muerto-de-hambre-y-casi-un-terrorista

http://cinemaadhoc.info/2013/01/presentacion-la-banda-picasso/

MAILER, N., Picasso: Retrato del artista joven, Madrid, Santillana, 1997.

Estefanía R.N

 

 

 

“El joven Picasso” capítulo 4.

El cuarto y último capítulo de esta miniserie comienza en primavera de 1906 con Picasso y Fernande Olivier en un tren dirección a Barcelona para rencontrarse con sus familiares y presentarlos a su compañera sentimental. Durante ese viaje Picasso le cuenta a su amante que en la primavera de 1895 en Barcelona su padre le lleva a la Cámara de Comercio e Industria dentro de la cual se encontraba la Escuela de Bellas Artes donde su padre era profesor, y este quería que su hijo fuera alumno. Para ello tuvo que realizar tres exámenes, los cuales paso, y consiguió plaza. En estas aulas mantuvo una estrecha relación a Manuel Pajares quien fue un buen amigo.

Fruto de la gran valía del pintor malagueño uno de los docentes, el profesor José Santiago Garnelo y Alda, en cuyo estudio se encontraba una gran cantidad de modelos y distintas personas para retratar, llevo a cabo la obra Primera Comunión.

Primera Comunión

Por estos mismos años también lleva a cabo la obra Ciencia y Caridad, donde toma a varias personas de su familia como modelo para representarlos en el lienzo. Podemos ver el proceso de trabajo de Picasso con la elaboración de pequeños estudios previos para finalmente realizar la obra que se llevo una mención en la Exposición de Madrid de 1897.

Ciencia y Caridad

Tras estas vuelta sobre los pasos de Picasso, volvemos a esa Barcelona de 1906 donde el pintor decide volver a visitar el burdel de Avignon para volver al lugar que más tarde le dará una de sus obras maestras, habla con una de las meretrices (Rosita) a quien narra cómo fue su primera visita que tanto le  impacto y que más tarde plasmara en un lienzo.

A las pocas semanas decide, junto a Fernande, marcharse a un pueblo de los Pirineos, Gosol, en el cual se integra sobremanera en la vida rústica del pueblo, se va de caza, se corta el pelo para vivir como ellos… Importante es la visita que hace a las iglesias románicas donde ve la pintura, escultura y arquitectura de esos años que tanto le impresionan y de gran influencia será para un futuro inmediato.

Harto o quizás cansado de ese tipo de vida, ambos se trasladas en otoño de 1906 a París, donde por fin termina el retrato de la señora Stein, pero el marido le dice que no se parece en nada y que no le gustara, a lo que Picasso contesta “si no se parece ahora, ya se parecerá algún día”. Muestra el poco agrado con el que realizo la obra.

Es en estos momentos cuando Picasso se introduce en algo completamente nuevo que nadie hasta ahora había desarrollado, para ello compra un lienzo de grandes dimensiones, casi cuadrado (244 x 234 cm). Se encerró completamente durante largos meses en su estudio de Montmartre para desarrollar esa gran obra que será el inicio de algo completamente nuevo, lo que se conoce como Cubismo.

Tras unos meses enseña la obra a algunas personas y va de nuevo a una reunión en casa de los Stein donde se encuentra un coleccionista ruso, Braque, Matisse, Derain… quienes critican brutalmente la nueva obra de Picasso diciendo cosas como que lo que verdaderamente pretende es ridiculizar la pintura o que no entienden las deformaciones que realiza de los cuerpos. Un crítico de arte llamado Félix Fénéon le dice a Picasso que mejor se dedique a hacer caricaturas, algo que ya le había dicho su padre años atrás como se muestra en un sueño.

Pasan varios meses y nos situamos en el verano de 1907 en París donde se presenta en la casa de Picasso su siguiente marchante Daniel-Henry Kahnweiler quien se queda sobrecogido al admirar la obra tan criticada de Picasso, como fue las Señoritas de Avignon, alaba la obra y le pregunta por el nombre y le dice que en un principio se iba a llamar Burdel de Avignon, pero que finalmente se llama las Señoritas de Avignon, pero que en realidad el nombre es lo de menos, y algo fundamental es que cree que el cuadro no cree que este acabado. Picasso le habla de las posibles influencias del Greco y de Cezanne. Pero finalmente no se la vende pues quien quiera ver la obra se debe pasar por su taller, así que únicamente le vende la gran cantidad de bocetos que había hecho para esta gran obra.

Las señoritas de Avignon

La serie acaba con una voz en off que narra que la obra estuvo con Picasso hasta 1921 momento en el cual la compra Jacques Doucet que era un coleccionista. Finalmente la obra fue adquirida por el MoMA en 1939 quien la custodia desde entonces.

Fuentes

http://verdadyverdades.blogspot.com.es/2011/05/las-senoritas-de-avignon-picasso.html

http://www.oni.escuelas.edu.ar/2006/GCBA/1158/picasso.htm

http://www.cuscatla.com/cubismo2.htm

Para saber más:

http://www.eldiadecordoba.es/article/cordoba/658720/maestro/joven/picasso/referente/la/pintura/historica.html trata sobre esa etapa de los años 1895 en adelante en Barcelona.

http://verdadyverdades.blogspot.com.es/2011/05/las-senoritas-de-avignon-picasso.html explica de manera amplia y extendida las Señoritas de Avignon.

Omar. O.C.

El robo más grande jamás contado

Un variado grupo de delincuentes de poca monta deciden unir sus esfuerzos delictivos para llevar a cabo el golpe que les haga pasar a la historia. Capitaneados por Lucas Santos, alias “El Santo” (Antonio Resines), el cual ya está harto de entrar y salir de la cárcel, deciden robar una de las mayores obras de arte de este país: el Guernica de Pablo Picasso.

En el furgón que le traslada de nuevo a la cárcel por saltarse la condicional, El Santo coincide con sus futuros compañeros: Zorba, “El Greco” (Manuel Manquiña), un loco que sólo quiere dedicarse a la pintura; Pinito (Javier Aller), que tras trabajar en el circo se dedicó a robar maletas en el aeropuerto; y Windows (Jimmy Barnatán), un hacker que vive con su madre y que es capaz de lograr cualquier cosa con un ordenador.

En las duchas de la cárcel, El Greco descubre en la espalda del Santo una mancha que le recuerda a una de las figuras del Guernica, por lo que deciden robar el cuadro para lograr la fama. Al salir de la cárcel comienzan a tramar su plan con la ayuda de un confidente que se hace llamar Garganta Profunda (Sancho Gracia).

Aun por lo ilusorio que pueda parecer, llevan a cabo su plan y se cuelan por la noche en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía con la ayuda de Lucía (Neus Asensi), la mujer del Santo, que es capaz de cualquier cosa por ayudar a su marido, del que sigue enamorada a pesar de su historial delictivo.

La película no es un buen ejemplo sobre la vida y el arte de Picasso, ya que no se centra en la figura del pintor, pero sirve de excusa para hablar de la importancia del Guernica, su máxima expresión. Y eso se puede hacer tanto desde la perspectiva de obra de arte como desde la de documento y testimonio de las desgracias de la guerra. La película da pie a reflexionar sobre la importancia del Guernica, ya no solo en su momento, sino con el paso de los años, en la actualidad.

La obra de Picasso permanece en la memoria colectiva por su impacto, por la audacia del malagueño al presentar un tema que no era nuevo pero con un carácter totalmente innovador. Por la generalización a ver de forma casi diaria imágenes de guerra y de desastres de todo tipo, el público puede encontrarse en cierta medida anestesiado. Y estamos acostumbrados a este tipo de imágenes gracias a la globalización, a los medios de comunicación, las nuevas tecnologías e incluso el cine. Y es por eso que se puede encontrar personas a las que ya no les afecta el cuadro. Pero gracias a él, el recuerdo de lo que sucedió en Guernica sigue estando vivo, hace que las nuevas mentes se interesen por lo que acaeció el 26 de abril de 1937 en aquel pueblo de Vizcaya.

Ya no es solo la historia en sí (lo sucedido, que por su gravedad se recuerda), es el cuadro el que ayuda a que ese recuerdo persista en la memoria como una llamada de atención para que lo que tuvo lugar no se vuelva a repetir.

Es uno de los cuadros más valorados en todo el mundo, el que hace que millones de visitantes acudan de todas partes del mundo al Reina Sofía para verlo. Su precio sería incalculable, dejando de lado que nunca ha sido tasado porque, evidentemente, nunca ha salido a subasta. Pero otras obras de Picasso sí que se han subastado y se encuentran entre las más caras del mundo, por lo que uno se puede hacer una idea de lo que supondría el Guernica en este ámbito. Algunos ejemplos son: La Rêve (El Sueño), 1932, vendido en 2013 por 155 millones de dólares; Desnudo, hojas verdes y busto, 1932, vendido en 2010 por 106,5 millones de dólares; Garçon a la pipe, 1904, vendido en 2004 por 104,1 millones de dólares; Dora Maar au chat, 1941, vendido en 2006 por 95,2 millones de dólares; Femme aux bras croisés, 1904, vendido en 2000 por 55 millones de dólares; Las bodas de Pierrete, 1904, vendido en 1989 por 51,9 millones de dólares.

Aparece en todas las listas de cuadros más famosos, todo el mundo lo tiene en muy alta consideración, conozca su historia o no, haya visto el cuadro o no. Todo el mundo conoce el cuadro aun sin haberlo visto nunca. Se ha convertido en un símbolo, en un icono que va más allá de la simple obra de arte. Lo que empezó siendo la representación del horror, ahora aparece reproducido en cualquier sitio. Aun así no deja de ser la mejor obra de Picasso, un cuadro que perdurará para siempre.

Enlaces:

Para la película:

http://www.labutaca.net/films/12/elrobomasgrandejamascontado.htm

http://www.filmaffinity.com/es/film523143.html

Para las listas de las obras más caras, las más importantes de Picasso y las más famosas:

http://listas.eleconomista.es/arteycultura/1292-las-10-mejores-obras-de-pablo-picasso

http://losmejorestop10.blogspot.com.es/2010/05/los-cuadros-mas-famosos-del-mundo-las.html

http://www.theartwolf.com/10_expensive_es.htm

Cristina R. L.

Picasso en stop-motion

Cartel de MinotauromaquiaMinotauromaquia, Pablo en el laberinto (2004) es un corto de Juan Pablo Etcheverry que muestra, en clave de “película de terror”, a un Picasso anciano de plastilina huyendo por un laberinto de un minotauro sediento de sangre que sólo quiere encontrar al artista para recuperar el carboncillo que le ha robado, y de paso acabar con él. Al final, Picasso dibuja su paloma de la paz en la pared y cobra vida, destruyendo al minutauro. Termina saliendo del laberinto y nos muestra más claramente el inicio del corto: un joven Picasso en su taller pintando Las Señoritas de Avignon.

Este corto, que estuvo nominado a un Goya y se expuso en el MoMa, presenta varias cuestiones interesantes. En primer lugar, durante su huida por el laberinto Picasso se va encontrando con varias recreaciones de sus obras: Guernica en llamas y junto a la ciudad elementos de su famoso cuadro (el guerrero muerto, la mujer con la vela que le guía hasta allí, y el caballo con la flecha clavada); Paulo vestido de arlequín que huye hacia su madre, Olga, en la misma postura que en el cuadro Olga en un sillón (1917); algunas paredes del laberinto están construidas con la estética cubista; y hacia el final del corto llega a un espacio donde hay muchísimos de sus personajes reunidos: el escultor retratando a su modelo, el niño sobre el balón y el hombre fortudo sobre un cubo de Muchacho con balón (1905), a Igor Stravinsky como en uno de sus dibujos del malagueño (quien además es el compositor de la música que ha elegido Etcheverry para el corto), entre otros. Fotograma Minotauromaquia 2

 

Mujer llorando- Picasso

Mujer llorando (1937)

Etcheverry va más allá que Picasso, su principal referente cuando estudió Bellas Artes, puesto que todas sus figuras, en un espectro muy amplio de su producción, son verdaderamente tridimensionales y están moviéndose. Han escapado del marco del lienzo o del papel para ser personajes secundarios de la obra de Etcheverry. Más aun, algunas de ellas se han visto modificadas. Por ejemplo el retrato de Stravinsky en blanco y negro recupera el color y la Mujer llorando (1937), que en el cuadro de Picasso sólo muestra el rostro, en el corto tiene todo el cuerpo.

El minotauro se ha interpretado como el lado salvaje y lujurioso de Picasso, su parte de artista genial que, como expresa Sylvie Vautier, “despierta la misma fascinación que su compañero mitológico: admiración y miedo”. Sin embargo en el corto adquiere más las connotaciones del mito clásico: el ser terrible que devora a los jóvenes sacrificados, que persigue a Picasso como si fuera la personificación de los demonios del artista, y que en este caso es derrotado por un Picasso-Teseo. Desde luego el propio artista nunca mató ese lado que formaba parte de su personalidad, por tanto la visión de Etcheverry es opuesta a la visión tradicional de este ser con respecto a Picasso.

El director nos presenta así, con este original corto, el laberinto creador en el que el joven Picasso del inicio y final está introduciéndose desde que pintara su gran obra Las Señoritas de Avignon, desarrollando a lo largo de toda su vida diversos lenguajes que harían de él un artista polifacético y único.

FUENTES:

GÓMEZ GÓMEZ, A. (coord.), Picasso: arte y cine, Fundación Picasso: Ayuntamiento de Málaga, 2011.

http://catalogo.artium.org/dossieres/3/minotauromaquia-pablo-en-el-laberinto

Corto > http://www.youtube.com/watch?v=0VTWWUJvMRo

Estefanía R.N.

“El joven Picasso” capítulo 3.

En el tercer capítulo de la miniserie, nos encontramos a Picasso ya en 1904 en París recién trasladado a Montmartre, lugar donde antes habían vivido Gauguin, Van Gogh entre otros, por tanto un lugar de artistas. Se asienta en un amplio estudio muy luminoso, tan diferente de lo que hemos visto con anterioridad.

Es en este edificio donde conoce a la que fue su primera pareja sentimental, Fernande Olivier, esta relación influye sobremanera a Picasso y pasa de esas obras cuyos protagonistas son los estamentos más bajos, a hacer numerosos retratos en los cuales podemos ver la evolución de su pintura y como a poco va avanzando hasta llegar a la etapa rosa donde el color azul deja paso a una paleta de mayor variedad cromática.

Otro aspecto a destacar de este momento es que el circo llega a París, entonces Picasso junto a Fernande Olivier y Max deciden ir al circo, este nuevo espectáculo asombra muchísimo a Picasso y comienza a realizar numerosas obras donde las gentes del circo son las protagonistas de sus obras como por ejemplo la obra la acróbata de la bola la cual la podemos ver en el estudio de Picasso a lo largo de todo el capítulo, junto a otras como Chico con pipa o Hombre con órgano de manivela y joven arlequín las cuales tendrán gran importancia más adelante. Pero la obra que se lleva más ovación por parte de su pareja como sus amigos más cercanos es la obra Los Acróbatas, conocida hoy en día como la Familia de Acróbatas.

1

La Familia de Acróbatas

Como ya hacía Bardem en el capítulo anterior, introduce ese flashback, el cual nos sitúa en La Coruña en 1895 donde Concha, hermana de Picasso, enferma de difteria muere, tras esto Picasso y su familia se trasladan a Málaga, pero primero hacen una parada en Madrid donde padre e hijo van al Museo del Prado donde observan la obra de Velázquez y El Greco que tanto impresionaron a Picasso.

Ya en 1905 Picasso sigue en París y conoce al matrimonio estadounidense Stein, el pintor malagueño hace un retrato a Gertrude Stein, un trabajo algo arduo y complicado para Picasso que no consigue capturar esa esencia del rostro de la mujer, y la hace posar durante largas horas para realizar el retrato. Una actividad importante de este matrimonio era su afán coleccionista y fruto de ello conocían a numerosos artistas, y es en una de sus reuniones donde presentan a Picasso y Matisse y se produce un enfrentamiento entre ambos por sus distintas pinturas, Matisse le recrimina que haga una pintura dura donde se representa la cruda realidad, y Picasso que esa faceta tan colorista es algo que él ya ha hecho en el pasado.

Para finalizar este capítulo el marchante Ambroise Vollard vista el taller de Picasso en el cual ve todas las obras que Picasso tenía y decide comprar un buen número de estas, como Hombre con órgano de manivela y joven arlequín y Chico con Pipa entre otras muchas, por las cuales pagó una buena suma de dinero.

2

Muchacho con pipa

3

Hombre con órgano de manivela y joven arlequín

 

 

 

 

 

 

Fuentes:

http://4.bp.blogspot.com/_WPzGWjuobaI/TBf5z9aLhtI/AAAAAAAAA5s/64o63gs2-bk/s1600/1905+-+Familia+de+acr%C3%B3batas.jpg

http://deplatayexacto.files.wordpress.com/2010/07/muchacho-con-pipa-pablo-picasso-1905.jpg

Para saber más:

http://www.matisse-picasso.org/  Web donde se confronta y habla de la obra de ambos.

Matisse and Picasso: the story of their rivalry and friendship, Jack Flam.

Omar. O.C.


“El joven Picasso” capítulo 2.

En el segundo capítulo de esta miniserie dedicada al pintor malagueño, nos muestra lo sucedido entre los años 1901 donde se encuentra en París hasta el año 1904 momento en el cual le situamos en Barcelona.

el+entierro+de+Casagemas

Así comienza en la primavera de 1901 donde el marchante Pere Mañach monta una exposición con algo más de sesenta obras de Picasso en una exposición celebrada por Vollard, en la cual también encontramos a otros pintores como Francisco Iturrino. En ella podemos encontrar obras como el Entierro de Casagemas entre otras muchas más. Es una exposición que tiene muchas visitas pero no el objetivo deseado, pues más adelante el marchante le dice que ha sido un desacierto pues apenas ha vendido cuatro obras, por tanto no se han conseguido las ventas de lienzos esperadas. Es en estos momentos en los que conoce a Max Jacob (poeta) de quien se hace muy buen amigo llegando incluso a compartir habitación, quien apoya en los difíciles momentos al pintor.

portrait-jaime-sabartes_Picasso

Fruto de esa exposición hay muchas críticas sobre la obra de Picasso en la cual dicen que tiene influencias de Goya, Manet, Van Gogh, Lautrec, Degas… pero que no ha desarrollado un estilo personal al margen de todas esas influencias que ha tomado. Ya en estos momentos nos encontramos con la figura de Jaume Sabartés, quien pasara a ser con el tiempo secretario personal de Picasso, pero que en estos momentos ayuda en gran medida a Picasso, a quien incluso hace un retrato al cual llama El Poeta.

Es en el invierno de este mismo año cuando tiene una gran discusión con Pere Mañach, su marchante, quien le recrimina que no haga un arte más “comercial” y es por ello que Picasso harto de tantas recriminaciones y presiones para hacer un arte que no le nace hacerlo, decide marcharse del cobijo de Mañach y buscarse la vida. Pero pronto se da cuenta que o hace lo que la gente quiere ver o se muere de hambre y es por ello que realiza unas obras en tonos pasteles, más del gusto del público, las cuales las vende a una galería de París, recibiendo así los ingresos necesarios para poder subsistir.

Ya en 1902, y gracias a ese dinero ganado, vuelve a Barcelona, donde el padre de nuevo le presiona para que haga una gran obra para la exposición nacional y 1172772201_extras_albumes_0así consiga una plaza de profesor en la escuela de arte, algo que Picasso no quiere. Por ello Picasso decide hacer un arte que esté más acorde con lo que piensa y ve, y es por ello que realiza obras donde la pobreza está plasmada en las obras y donde el azul cubre todos sus lienzos, lo que nos marca que ya está dentro de ese periodo azul.

Pero no será hasta 1903 cuando haga su gran obra La Vida la cual será vista por personalidades como Manolo Pallarés, los hermanos Fernández Soto (escultores los dos) y Miguel Utrillo (crítico) entre otros, cuando ven la obra todos coinciden que es una gran obra, la cual será comprada por un francés.

Picasso continua en Barcelona en 1904 y el padre le sigue insistiendo con la idea de la exposición nacional para conseguir plaza en la escuela de arte, pero Picasso de nuevo se niega a ello. Tras una discusión entre padre e hijo se suceden dos flashback: uno en 1894 donde vemos a padre e hijo pintando a la orilla del mar, donde el padre ve la maestría de su hijo con la pintura y es por ello que decide regalarse su paleta y pinceles (símbolos básicos de un pintor) como muestra de que le deja el camino libre en la pintura que él se retira. El segundo flashback retrocede más en el tiempo hasta 1886 en Málaga donde vemos a un Picasso de 5 años que acompaña a su padre al estudio donde pinta de manera compulsiva a palomas, clara influencia de lo que hará Picasso en 1961. Un Picasso que aunque muy joven ya muestra una gran habilidad en la pintura.

paloma_picasoFuentes: http://4.bp.blogspot.com/-ZELHc2fReTs/Tbczy2AdfzI/AAAAAAAAAN4/ra5yc_78vbM/s1600/el+entierro+de+Casagemas.jpg

http://2.bp.blogspot.com/–wJ1Mgp2Cds/UTuqiyNSODI/AAAAAAAAAPE/MpErmRwFtZg/s1600/portrait-jaime-sabartes_Picasso.jpg

http://estaticos02.cache.el-mundo.net/albumes/2007/03/01/barcelona_met/1172772201_extras_albumes_0.jpg

http://3.bp.blogspot.com/_6zZF46yYDik/TVF9P13oxWI/AAAAAAAAAAU/dpuP_CM7PIQ/s1600/paloma_picaso.jpg

Omar. O. C.