El cine que vendrá: 33 Días

Son muchas las películas que se han hecho sobre Pablo Picasso y sobre su obra, pero hay algo de lo que no cabe duda alguna: que en los años futuros se harán muchas más. Y será así porque, aun a día de hoy, tras cuarenta años sin el genio entre nosotros, su persona sigue siendo un ente magnético que atrae a todo el que  se acerque y su obra sigue despertando la intriga y el misterio entre los que la admiran.

El proyecto más cercano al presente es el largometraje que Carlos Saura está preparando desde el año 2012 en estrecha colaboración con Elías Querejeta. La dirección corre a cargo del primero, mientras que el guión lo elaboraron ambos junto con Louis-Charles Sirjacq. De la fotografía se ocupará el oscarizado Vittorio Storaro. La película, que fue presentada en el festival de Cannes en 2011 por su propio director, se rodará entre España (en junio de 2012 Saura estuvo buscando localidades de rodaje en el mismo Guernica) y Francia, aunque la fecha de comienzo del rodaje aun no se ha confirmado, es más, debía haber comenzado en septiembre del 2012. Es posible que finalmente se lleve a cabo a finales de este año o a comienzos del que viene.

1937, un Picasso que dirige el Museo del Prado recibe un encargo del gobierno republicano: necesitan un cuadro para el pabellón español de la Exposición Internacional de París. Durante un tiempo no sabe si qué hacer, hasta que en abril de ese mismo año tiene lugar un suceso terrible que le hace reaccionar: la aviación alemana e italiana bombardean Guernica. La noticia da la vuelta al mundo y aparece en la prensa internacional. El suceso da pie a Picasso para pintar un cuadro como nunca antes se había hecho: el 1 de mayo alquila un estudio en la Rue Grands Agustins y comienza a pintar su obra cumbre, el Guernica. Es un periodo de intenso trabajo pero también de cambio respecto a su vida sentimental con la aparición de Dora Maar, una mujer que representa todo lo contrario a Marie-Thérèse Walter, madre de su hija Maya. Maar, además de amante, será fundamental para el Guernica, ya que como fotógrafa profesional, se dedica a fotografiar el periodo de gestación del cuadro. Es muy posible que en la película se incluya la pelea que tuvo lugar entre las dos en el estudio de Picasso mientras éste trabajaba en el cuadro, una escena que ya pudimos ver en Sobrevivir a Picasso (James Ivory, 1996), en la cual además pudimos ver brevemente al pintor en pleno proceso de trabajo.

Lógicamente, el apartado interpretativo al comienzo del proyecto era una incógnita. La idea era buscar tanto actores españoles como franceses, prestando especial atención primero a la figura de Picasso y después a la de la gente que le rodeaba, tanto sus amantes como sus ayudantes, amigos e intelectuales de su círculo. A mediados del 2012 las noticias de la película en la prensa aumentaron considerablemente: Antonio Banderas estaba en negociaciones para unirse al proyecto interpretando al pintor malagueño. Una vez que se convirtió en algo de hecho, las noticias en la prensa internacional también fueron creciendo debido a la fama internacional del actor.

Banderas decidió documentarse a fondo para preparar este personaje de tan magna envergadura, pero no quería quedarse en los libros, en la frialdad del papel y de las biografías. Es por ello que comenzó a tomar clases de pintura, llegando a decir: “Quiero acabar oliendo a pintura, quiero oler a aguarrás, quiero oler a Picasso”. Trabajó el guión tanto en español como en francés. Picasso es una figura que atrae mucho al malagueño, le fascina, y asegura que aunque le  impone mucho, no teme su interpretación. Además de todo eso, llegó a contactar con Paloma Picasso, la hija del artista, para tener un acercamiento a su personaje lo más vivo posible. En muchas entrevistas cuenta que, cenando juntos en Los Ángeles, ella cerraba los ojos para escucharle hablar porque decía que le recordaba a su padre, porque tenía el mismo acento malagueño que el pintor conservaba aun residiendo en París.

Sobre quién interpretaría a las amantes de Picasso en el momento que retrata la película nada se sabía, tal vez que el papel Marie-Thérèse Walter correría a cargo de alguna actriz francesa. Tras las pertinentes negociaciones, en marzo de 2012 se confirmó que Gwyneth Paltrow interpretaría a Dora Maar, figura fundamental para la película como fotógrafa además de amante, ya que documentó todo el proceso de formación y transformación del Guernica. Fue una sugerencia del propio Banderas al director. No hay muchos más actores confirmados. Entre el cast español se puede destacar a Imanol Arias en el papel de José Bergamín y a Bárbara Goenaga en el de una de las ayudantes del pintor malagueño.

Por el momento no se tienen muchas más noticias sobre este filme sobre la gestación del Guernica y las circunstancias que rodearon al pintor y a su encargo en esos momentos. En cualquier caso, la producción cuenta con una interesante página web que contiene un gran libreto de prensa con numerosas noticias sobre la película, los actores, el guionista y el director, incluyendo entrevistas de los mismos. Un gran trabajo de recopilación de información para todo el que quiera saber algo del proyecto. Sólo falta por saber la fecha de rodaje y de estreno de un proyecto que se espera con gran expectación.

Enlaces de interés:

http://www.guernica33days.com/

http://www.imdb.com/title/tt2258237/

http://www.historiadelarte.us/pintores/guernica/pablo-picasso-historia-guernica-1.html

El dossier de prensa así como el cartel lo podéis encontrar en la página web de la película. Aquí os dejo el link directo al dossier:

http://www.guernica33days.com/pressbook.html

Cristina R. L.

Anuncios

El robo más grande jamás contado

Un variado grupo de delincuentes de poca monta deciden unir sus esfuerzos delictivos para llevar a cabo el golpe que les haga pasar a la historia. Capitaneados por Lucas Santos, alias “El Santo” (Antonio Resines), el cual ya está harto de entrar y salir de la cárcel, deciden robar una de las mayores obras de arte de este país: el Guernica de Pablo Picasso.

En el furgón que le traslada de nuevo a la cárcel por saltarse la condicional, El Santo coincide con sus futuros compañeros: Zorba, “El Greco” (Manuel Manquiña), un loco que sólo quiere dedicarse a la pintura; Pinito (Javier Aller), que tras trabajar en el circo se dedicó a robar maletas en el aeropuerto; y Windows (Jimmy Barnatán), un hacker que vive con su madre y que es capaz de lograr cualquier cosa con un ordenador.

En las duchas de la cárcel, El Greco descubre en la espalda del Santo una mancha que le recuerda a una de las figuras del Guernica, por lo que deciden robar el cuadro para lograr la fama. Al salir de la cárcel comienzan a tramar su plan con la ayuda de un confidente que se hace llamar Garganta Profunda (Sancho Gracia).

Aun por lo ilusorio que pueda parecer, llevan a cabo su plan y se cuelan por la noche en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía con la ayuda de Lucía (Neus Asensi), la mujer del Santo, que es capaz de cualquier cosa por ayudar a su marido, del que sigue enamorada a pesar de su historial delictivo.

La película no es un buen ejemplo sobre la vida y el arte de Picasso, ya que no se centra en la figura del pintor, pero sirve de excusa para hablar de la importancia del Guernica, su máxima expresión. Y eso se puede hacer tanto desde la perspectiva de obra de arte como desde la de documento y testimonio de las desgracias de la guerra. La película da pie a reflexionar sobre la importancia del Guernica, ya no solo en su momento, sino con el paso de los años, en la actualidad.

La obra de Picasso permanece en la memoria colectiva por su impacto, por la audacia del malagueño al presentar un tema que no era nuevo pero con un carácter totalmente innovador. Por la generalización a ver de forma casi diaria imágenes de guerra y de desastres de todo tipo, el público puede encontrarse en cierta medida anestesiado. Y estamos acostumbrados a este tipo de imágenes gracias a la globalización, a los medios de comunicación, las nuevas tecnologías e incluso el cine. Y es por eso que se puede encontrar personas a las que ya no les afecta el cuadro. Pero gracias a él, el recuerdo de lo que sucedió en Guernica sigue estando vivo, hace que las nuevas mentes se interesen por lo que acaeció el 26 de abril de 1937 en aquel pueblo de Vizcaya.

Ya no es solo la historia en sí (lo sucedido, que por su gravedad se recuerda), es el cuadro el que ayuda a que ese recuerdo persista en la memoria como una llamada de atención para que lo que tuvo lugar no se vuelva a repetir.

Es uno de los cuadros más valorados en todo el mundo, el que hace que millones de visitantes acudan de todas partes del mundo al Reina Sofía para verlo. Su precio sería incalculable, dejando de lado que nunca ha sido tasado porque, evidentemente, nunca ha salido a subasta. Pero otras obras de Picasso sí que se han subastado y se encuentran entre las más caras del mundo, por lo que uno se puede hacer una idea de lo que supondría el Guernica en este ámbito. Algunos ejemplos son: La Rêve (El Sueño), 1932, vendido en 2013 por 155 millones de dólares; Desnudo, hojas verdes y busto, 1932, vendido en 2010 por 106,5 millones de dólares; Garçon a la pipe, 1904, vendido en 2004 por 104,1 millones de dólares; Dora Maar au chat, 1941, vendido en 2006 por 95,2 millones de dólares; Femme aux bras croisés, 1904, vendido en 2000 por 55 millones de dólares; Las bodas de Pierrete, 1904, vendido en 1989 por 51,9 millones de dólares.

Aparece en todas las listas de cuadros más famosos, todo el mundo lo tiene en muy alta consideración, conozca su historia o no, haya visto el cuadro o no. Todo el mundo conoce el cuadro aun sin haberlo visto nunca. Se ha convertido en un símbolo, en un icono que va más allá de la simple obra de arte. Lo que empezó siendo la representación del horror, ahora aparece reproducido en cualquier sitio. Aun así no deja de ser la mejor obra de Picasso, un cuadro que perdurará para siempre.

Enlaces:

Para la película:

http://www.labutaca.net/films/12/elrobomasgrandejamascontado.htm

http://www.filmaffinity.com/es/film523143.html

Para las listas de las obras más caras, las más importantes de Picasso y las más famosas:

http://listas.eleconomista.es/arteycultura/1292-las-10-mejores-obras-de-pablo-picasso

http://losmejorestop10.blogspot.com.es/2010/05/los-cuadros-mas-famosos-del-mundo-las.html

http://www.theartwolf.com/10_expensive_es.htm

Cristina R. L.

El Misterio Picasso

Director: Henri Georges Clouzot.

Título original: Le Mystère Picasso.

Año: 1956.

País: Francia.

Duración: 75 min.

Género: documental.

Este documental muestra algo que cualquier persona interesada en arte siempre hubiera querido presenciar: el artista en su creación, en su inspiración. Y qué mejor ejemplo que Pablo Picasso, con esa personalidad tan arrolladora. Tuvo que venir H. G. Clouzot para que ese deseo se hiciera realidad. Contó con la colaboración del propio Picasso en el guión, ya que las conversaciones que se pueden oír en el documental son totalmente espontáneas, de Claude Renoir en la fotografía, al que también podemos ver en determinados momentos de la grabación, y de Georges Auric en la música, que juega un papel muy importante en la filmación acompañando el trabajo del artista con ritmos de jazz, flamenco y clásica que intensifican el suspense de la producción picassiana.

Porque, sí, este documental es puro suspense, nunca se sabe lo que puede pasar con cada uno de los dieciocho cuadros que pinta. Al mismo tiempo es acción, ya que es la propia pintura la que se erige en protagonista por encima del mismo Picasso, la que lo ocupa todo durante casi toda la filmación. Es arte en estado puro, arte vivo y cambiante. Como dice la crítica Charlotte Garson, “… El film es, pues, una obra de arte en sí misma y la única oportunidad de contemplar unos lienzos que sólo existen sobre el negativo”.

Lo que pretendía Clouzot con ésta grabación es precisamente entrar en la mente del genio, del artista, y deja muy claras esas intenciones nada más empezar la filmación. Quiere conocer lo que pasa en la mente de creadores como Rimbaud o Mozart, pero la única forma de saberlo es mediante la del artista malagueño. Comienza su documental con las siguientes palabras, que a mi parecer son la mejor definición para lo que ilustra este documental:

“Daríamos cualquier cosa por saber lo que pasaba por la mente de Rimbaud mientras escribía “El Barco Ebrio”, en la mente de Mozart mientras componía la Sinfonía Júpiter, por conocer ese mecanismo secreto que guía al creador en su arriesgada aventura. Gracias a Dios, lo que es imposible en la poesía y la música, es posible en la pintura. Para saber lo que ocurre en la mente de un pintor, sólo tenemos que seguir sus manos. Verán la extraña aventura del pintor. Camina, se desliza equilibrándose en la cuerda floja. Una curva lo dirige hacia la derecha, una mancha lo empuja a la izquierda. Si se recupera mal, todo se derrumba, todo se pierde. El pintor avanza a tientas, como una mente ciega en la oscuridad de un lienzo en blanco. Y la luz que aparece progresivamente, el pintor la crea, paradójicamente, acumulando negros. Por primera vez, este drama cotidiano y privado del genial hombre ciego se presentará frente a un público, ya que Pablo Picasso ha accedido a vivirlo hoy frente a usted, con usted.”

Todo se ha rodado en blanco y negro, a excepción de las manchas de color que Picasso aplica a sus creaciones, manchas fieras que pueden engullir de repente parte del lienzo y que pueden hacer cambiar una figura de forma inquietante.

En determinados momentos se puede ver a Picasso charlando con Clouzot, sobre lo que ha pintado, sobre lo que van a hacer… En algunos momentos Clouzot muestra su preocupación debido a que piensa que el público no entenderá muchas de las decisiones que el artista toma, pero Picasso le dice que eso es algo que nunca le ha preocupado y que ya es mayor para empezar a hacerlo.

En las obras que aparecen predomina el tema de la mujer desnuda y el artista que la pinta. el torero herido por la cornada del toro, llegando hasta el circo, la cabeza de la cabra, los bodegones, los collages y la playa, su última obra y la que menos le gusta, llegando a cambiarla tanto que tiene que volver a pintarla de nuevo, aunque el resultado final poco se parece al comienzo. Siempre dibuja en negro para después aplicar el color o el papel. De hecho, la primera imagen que dibuja se colorea en negro, haciendo que el ruido del trazo del rotulador sea la música de la escena. La impresión que puede dar este momento es que el negro se o come todo, sólo deja lo verdaderamente importante.

Son pocos los momentos en los que se ve al pintor en acción, de espaldas a la cámara, aunque es algo que ocurre en ocasiones puntuales pero muy bien meditadas, dinamizando el film. Clouzot le pregunta que cuánto puede seguir haciéndolo, al lo que él le responde que podría hacerlo toda la noche. Es el propio pintor el que decide cuándo introducir el color. Es más, prefiere hacerlo así porque es más divertido. Hay un momento concreto en el que Clouzot le pide a Picasso que diga cuánto tiempo le ha llevado pintar el cuadro, concretamente la cabeza de la cabra, para que los espectadores no se piensen que lo ha hecho en diez minutos. El trabajó le llevó cinco horas.

Este documental es la mente del artista, es la evolución de sus obras tal cual él las va concibiendo en su cabeza. Muestra así su psicología y su personalidad mucho mejor que en una entrevista o en una conversación. Él es su obra, sus trazos son su vida. Y lo que quedó muy bien reflejado en Sobrevivir a Picasso (James Ivory, 1996) se confirma aquí: cuando empieza a pintar un cuadro nunca sabe lo que puede llegar a ser, sus figuras cambian, y lo que puede empezar siendo unos girasoles puede transformarse en un pez para acabar siendo un gallo.

Después de finalizar la filmación, Picasso destruyó la mayoría de los cuadros que pintó para ella. En 1956 el documental ganó el Premio Especial del Jurado de Cannes, y en 1984 el gobierno francés lo declaró tesoro nacional.

Para finalizar me remito a las palabras de Catherine Rambeau, que se refirió a él como “el equivalente del siglo XX a haber visto a Miguel Ángel transformar la Capilla Sixtina”.

Enlaces:

http://www.filmaffinity.com/es/film510152.html

http://www.blogdecine.com/cortometrajes/le-mystere-picasso-un-genio-a-nuestro-alcance

Cristina R. L.

Influencias Picasso II

Siguiendo con la anterior entrada sobre las influencias de Picasso, es importante mencionar la exposición que el año pasado llevó a cabo la Tate Britain, Picasso and Modern British Art. Todo quedó recogido en el ciclo ideado por el grupo Sin Fin Cinema, titulado Picasso: Going Back to Reality-Portraying Pablo Picasso on the Canvas in Motion. José Luis Alcaine, anteriormente mencionado en cuanto a la influencia de Adiós a las Armas en el Guernica, colaboró en estos ciclos exponiendo todo tipo de influencias cinematográficas. La exposición se expandió desde la Tate hacia el cine Lumiére, el Instituto Cervantes y el Barbican, visualizándose en todos estos lugares distintos documentales y películas que muestran el influjo de Picasso en el séptimo arte. De todas las proyectadas destacan: Picasso & Braque Go to the Movies (Arne Glimcher), Guernica (Alain Resnais y Robert Hessens), David Hockney on Modern Art (David Rowan), El Misterio de Picasso (Henri-Georges Clouzot) y Las Hurdes, Tierra sin Pan (Luis Buñuel).

SFC_Picasso_Trailer_v2

Pero Adiós a las Armas no es la única película que se puede rastrear en el Guernica, ya que es muy destacable el influjo que ejerció el cine de Serguéi Eisenstein en esta obra, concretamente con películas como El Acorazado Potemkin (1925). Aun así sigue habiendo más asuntos que tratar a este respecto: Ramallo Asensio Germán expone que Charles Chaplin influyó con su figura tanto en Braque como en Picasso, ya que el último diseñó para el espectáculo Parade del Ballet Ruso dos personajes que recordaban al actor.

En 2007 la galería PaceWildestein de Nueva York llevó a cabo la exposición Picasso, Braque y el Cine Antiguo en el Cubismo, que menciono aquí por la influencia que el primer cine ejerció sobre las obras cubistas de estos dos pintores.

Volviendo al Guernica, hay distintos elementos que se pueden apreciar en el cuadro que provienen de la imagen cinematográfica: el cromatismo, la luz y la dramática bombilla oscilante se ven en The Wind (V. Sjöström, 1928) y en Fausto (F. W. Murnau, 1926); el ojo violentado apareció en  Viaje a la Luna (G. Méliès, 1902); la lágrima es una clara referencia a La Pasión de Juana de Arco (C. T. Dreyer, 1928); y la escenografía, como ya se ha visto, viene de Adiós a las Armas (F. Borzage, 1933). Las dimensiones del lienzo, además, recuerdan a la pantalla de un cine. La madre doliente con su hijo ya muerto entre sus brazos, además de ser una figura ya presente en el arte occidental (la Piedad), viene de El Acorazado Potemkin (S. Eisenstein, 1925).

Todos estos elementos que conectan la obra con el cine han sido tratados por Carlos Salas González en su tesis, “Del cine a las artes plásticas. Relaciones e influencias en las vanguardias históricas”. Entre ellos destaca las dimensiones del cuadro, el uso del blanco y el negro y la luz artificial. Esa luz que se mueve, como si la lámpara hubiera sido golpeada, es un recurso que puede verse en The Wind y en Fausto. En cuanto al ojo violentado, se remonta tanto a Un Perro Andaluz (Buñuel, 1929) como a la película de Méliès. Pero también a la fotografía que Man Ray hizo a Dora Maar, con sus largas uñas muy cerca de los ojos. De esta forma dice que las mujeres de Picasso presentan afiladas pestañas y lágrimas, como si de agujas se tratase.

El_acorazado_Potemkin-783199411-largeguernica-cine-033

La relación del Guernica con la película de Eisenstein fue defendida por Teresa Posada, conservadora del Museo Nacional del Prado (“Picasso y el cine: el Guernica y acorazado Potemkin”, boletín nº 9 del Museo del Prado). Se centraba en tres fotogramas claves que ya habían sido publicados en 1927 en Cahiers d´Art por Christian Zervos, amigo del artista.

  • Madre con el hijo muerto en brazos.
  • Muertos en las escaleras con las manos extendidas.
  • Madre muerta con mantilla en la cabeza.

guernica-cine-037guernica-cine-040                                                                 guernica-cine-039guernica-cine-044

guernica-cine-038guernica-cine-045

Salas también hace referencias en su tesis a estos asuntos: la madre con el niño muerto es un claro homenaje a la escena de la escalinata de Odesa, y es que tanto Picasso como Eisenstein muestran lo mismo: el ataque de un ejército al pueblo indefenso. Ambos se centran en representar a las víctimas, no  los atacantes. No solo coinciden en la temática, ambos denuncian las injusticias de la guerra.

Para finalizar, recojo una frase de Roger Garandy que muestra muy bien la relación de Picasso con el cine: “La pintura picassiana es típicamente la pintura de la edad del cine”. 

Cristina R. L.

Fuentes:

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/03/09/actualidad/1331317199_221023.html

http://lamonomagazine.com/cine-sobre-picasso-en-la-tate/

http://catalogo.artium.org/dossieres/4/guernica-de-picasso-historia-memoria-e-interpretaciones/picasso-el-guernica-y-el-cine

http://www.filmaffinity.com/es/film961390.html

http://www.anglospanishsociety.org/category/news/page/5/